No sé cómo el “Resistiré ” del Dúo Dinámico llegó a ser el himno de la Escuela. Fueron los alumnos de la  V  Promoción (1994- 1997)  los primeros que la trajeron y luego la siguieron cantando las promociones siguientes en residenciales, cierres y  entregas de diplomas. No era sólo el ritmo enérgico, tremendamente vital de la música lo que arrastraba sino también la letra que tocaba  porque encarna en directo el espíritu dionisiaco de la gestalt. Toda la letra de  “resistiré” es clara, contundente, sencilla, en la línea de lo que se enseña en la Escuela , lo que la Gestalt llama confianza en la autorregulación organísmica,  en la entrega a la experiencia.  El mismo estribillo: “Resistiré erguido frente a todo”.....  evoca  esta actitud de entrega.

“Resistiré” es una afirmación, un responsabilizarse de lo que uno teme, un echar mano del recurso cuando haga falta: “cuando pasé esto o lo otro, ahí estaré , daré la cara y resistiré”. Esta manera de encarar la existencia evoca la  actitud gestáltica de aprecio del presente, de la  conciencia y de la responsabilidad..                                 

“Cuando pierda todas las partidas
Cuando duerma con la soledad
Cuando se me cierren las salidas
Y la noche no me deje en paz”.

Significa crecer y confrontar los valores convencionales sobre el significado de la vida Invita a soltar  clichés e ideas fijas respecto a la felicidad, a experimentar que no es peor o mejor la soledad que la compañía, el silencio que el ruido, el insomnio que el sueño, el éxito que el fracaso. Que depende del momento personal, del contexto, de la situación en la que uno se encuentra.

“Cuando siente miedo del silencio
Cuando cueste mantenerse en pie
Cuando se rebelen los recuerdos
Y me pongan contra la pared:
Resistiré, erguido frente a todo
Me volveré de hierro para endurecer la piel
Y aunque los vientos de la vida soplen fuerte
Soy como el junco que se dobla
Pero siempre sigue de pie,
Resistiré, para seguir viviendo
Soportaré los golpes y jamás me rendiré
Y aunque los sueños se me rompan en pedazo,
Resistiré, resistiré”.

La letra de la segunda y tercera estrofa alude a la necesidad de poner en voz alta los miedos y aprensiones para conjurar el futuro incierto y el pasado que se fue. Y el estribillo recuerda de nuevo que no existe otro camino que el de hacerse cargo de uno mismo, de resistir en el sentido de sobrevivir y ser capaz de hacer frente a la adversidad. Recuerda a la vez  la impecabilidad del guerrero de la tradición sufí y el cultivo de la Atención en Gestalt. : “ Volverse de hierro y endurecer la piel”  así como “doblarse como el junco y seguir de pie” no es un intento de  hacerse invencible  sino de aceptarse fuerte y vulnerable, que ambos estados emocionales son compatibles en la filosofía de la Gestalt porque el concepto de caida entraña la capacidad de volverse a levantar, doblarse y volverse a enderezar, algo parecido a la fe  taoista en la sabiduría de la espontaneidad y del instinto que Claudio Naranjo sitúa “más allá de la voluntad programada”. Esta voluntad de encarar la existencia  se apoya en las palabras de  Fritz Perls de que el miedo a la muerte significa miedo a la vida.  

ANNIE CHEVREUX

FORMACIÓN EN TERAPIA GESTALT

Dirigido a estudiantes y graduados en Psicología, Medicina, Psiquiatría, Educación, Trabajo Social, Animación Socio-cultural y profesiones de ayuda.

CURSOS DE POSTGRADO

Dirigido a alumnos que, tras completar su formación gestáltica, estén llevando grupos (terapéuticos, didácticos, de apoyo ...) o lo tengan como horizonte profesional.

SUPERVISIÓN

Espacio de seguimiento, individual o grupal, dirigido a personas que desean revisar su quehacer y actitud gestáltica en el desempeño de su labor profesional (psicoterapéutica, artística, educativa, social, laboral)

Copyright © 2018 ESCUELA MADRILEÑA DE TERAPIA GESTALT. All Rights Reserved.